Portadas de revistas y guiñoles

Aún recuerdo aquella portada del jueves que tanta gracia nos hizo. Pudo sentar mal a según que gente, aunque no debería haber motivos para ello, porque no se difamaba. Es simplemente una broma, no es la realidad. El príncipe Felipe de la realidad no piensa realmente lo que dice en los bocadillos de las tiras cómicas, pero el hecho de pensar que lo dice, resulta cómico. Sin embargo ese número de la revista se retiró de los kioskos por injurias a la corona, con su consiguiente rasgado de vestiduras de la mayoría de la gente (con razón), acusando el secuestro de censura.

Y como ésa portada, todas las demás. Porque en todas sale caricaturizado algún personaje de actualidad satirizado. Y remarco ‘satirizado‘, para que se diferencie de la palabra ‘calumniado‘ o ‘difamado‘, que como todos sabréis, tienen significados muy diferentes.

Y empiezo contando ésto porque como leí ayer en el twitter de Nacho Vigalondo: “El sentido del humor es como las carreteras, si no funciona en los dos sentidos, sólo vale para las cabras.” (Por cierto, Vigalondo sabe muy bien que es hacer una coña y que la gente haga que se vaya de las manos). Pero es que ahora llegan los putos gabachos* y se meten con los deportistas de élite españoles, por la movida de Alberto Contador, que le han inhabilitado 2 años por dopaje.

Partiendo de la base, de que la prensa deportiva es cualquier cosa menos prensa deportiva y cada periódico de cada país va a tirar para su lado irracionalmente, creando de esta manera una opinión diferente entre los lectores en función de qué periódico lean, la sanción a Contador, podrá ser, en función de a quién hagamos más caso, más justa o más injusta. Ahí no me meto. No lo sé. Bien, pues a raíz de todo esto, a un equipo de guionistas franceses de una miniserie de guiñoles se les ocurre hacer la coña, haciendo gags más o menos graciosos, insinuando que algunos deportistas españoles se dopan. Como veis, aquí la realidad se confunde con la ficción. No es Nadal realmente quien mea en el depósito de su coche, al igual que ocurría en la revista el jueves. Es simplemente un chiste, una broma, y no hay por qué montar toda la que se ha montado en los medios. La verdad es que en la redacción de los guiñoles se deben estar descojonando de todo esto (y con razón), y la prueba es que al día siguiente han vuelto con más gags, acerca de lo mismo, y supongo que cuanto más se pique la gente, más insistirán.

La gente comenta en twitter y en facebook, de que si nos tienen envidia, porque no ganan nada a deportes y nosotros ganamos su Roland Garros y su Tour. Bueno. Ahora los deportistas de este país están ganando torneos importantes (fútbol, baloncesto, tenis, les hemos ganado al balonmano…), es lógico que los aficionados al fútbol de otros países tengan envidia de que hayamos ganado el mundial de fútbol. Pero es la misma que nosotros le tuvimos hace 6 años a Italia, coño. Tampoco debería ser una envidia insana. Además, si se trata de piques competitivos, este año que hay olimpiadas, veamos el medallero al final de éstas, a ver quién tiene envidia de quién. Llevar al extremo una broma, comparándolo con una ofensa de Estado, es absurdo. Espero y confío que este país no sea capaz de declararle la guerra a Napoleón** por ésto, y que a mi no me apedreen por este post. Aunque, visto lo visto, no me extrañaría mucho.

 

* Entiéndase que estoy satirizando también. Que hay que explicarlo todo, coño. El significado de las palabras en cursiva sería: Los guiñoles de Canal+ Francia.

** Francia

4 pensamientos en “Portadas de revistas y guiñoles”

  1. No puedo estar más de acuerdo contigo. En España hay un problema que es el nacionalismo mal entendido. Esto nos ocurre, sobre todo, con los deportes.

    En fin, los mismos medios y personas que criticaban el secuestro del jueves y la que se lió con las portadas de Mahoma, tachando de intolerantes al resto, son los que ahora se rasgan las vestiduras.

    Y es que así somos…

  2. ¿es necesario crear un código, digamos crómatico, para que se entiendan cuando se satiriza o se habla irónicamente? ¿hace falta terminar las frases con un” jeje” o un “;-)” o un “es broma” o “*explicaciones a pie de página”? no debería ser necesario, pero parece ser que lo es, hay muchos tipos de inteligencia, y maneras de medirla.

  3. jeje, lo de hacer apuntes a pie de página, es algo que me gusta. Es el problema de ironizar, a veces ironizas delante de alguien que no te conoce mucho y se lleva una imagen equivocada de ti.. xD

    1. sin el soniquete irónico de la palabra hablada es más dificil que se entienda la ironía escrita*, lo decepcionante llega cuando no lo entiende quien crees que te conoce.

      *bien traidos los apuntes a pie de página, pues.;-)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *